Motivos para confiar en la Biblia




Pedro desea reafirmar la verdad de lo que Cristo ha hecho al darnos todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad para nuestro crecimiento espiritual (2 Pe 1:3, 12). Y ahora va a dar tres razones por las que podemos confiar en estas promesas de la Palabra de Dios.

1. Los escritores de la Biblia (2 Pe 1:16-18)

Pedro comienza con la declaración de la veracidad de revelación que les ha sido dada. No es producto de inventos elaborados, sino que los apóstoles habían sido testigos oculares de la gloria de Cristo. Encontramos que Pedro estuvo presente en tres momentos cruciales donde la gloria de Dios fue desplegada.
En primer lugar Pedro estuvo en el bautismo de Jesús y escuchó de primera mano lo que él llama “la voz enviada desde la magnífica gloria”, y decía: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mat 3:16-17). El segundo evento donde Pedro pudo presenciar la gloria de Cristo fue en el monte de la transfiguración, pues Dios habló con poder diciendo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd”.

Entonces usted puede confiar en que la Biblia es verdad porque las personas que la escribieron fueron testigos presenciales de la gloria de Dios a través de Jesucristo. Son las mismas palabras de Juan cuando dijo: “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida… eso o anunciamos” (1 Jn 1:1, 3).

2. La naturaleza de la Biblia (2 Pe 1:19)

Pedro ahora se refiere a la Biblia como la Palabra profética más segura. La naturaleza divina de la Biblia la convierte en un mensaje en el que podemos confiar. Muchos falsos profetas se levantaron en la historia bíblica, sin embargo la única fuente segura de revelación se encuentra en las Palabras que Dios ha preservado en las escrituras.

La naturaleza divina de la Biblia la convierte en un mensaje en el que podemos confiar.

El texto la describe como una “antorcha que alumbra en lugar oscuro”. Vivimos en un mundo de tinieblas filosóficas e intelectuales, donde la verdad de Dios se ha rechazado para dar lugar al relativismo. Sin embargo la Biblia sigue alumbrando la verdad gloriosa de Cristo en una sociedad sumergida en las tinieblas espirituales. Y será así “hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones”. Esto probablemente se refiere a aquel día glorioso donde Cristo terminará totalmente con las tinieblas, y brillará como el sol de justicia, la estrella resplandeciente de la mañana (Ap 22:16).

Entonces usted puede confiar en la Biblia porque nos revela en como un espejo la gloria del Señor (2 Cor 3:18

3. La naturaleza de la interpretación Bíblica (2 Pe 1:20-21)

La tercera y última razón por la que usted puede confiar en la Biblia es porque su interpretación no está reservada para las mentes elevadas que profesan una erudición profunda. Hoy en día grupos como los testigos de Jehová dicen que nadie puede interpretar la Biblia correctamente si no es a través de su asociación. También los mormones declaran que la Biblia está incompleta sin la revelación que “Dios” le dio a su profeta en el libro del mormón.

Pero ninguna profecía de la escritura es de interpretación privada. La inspiración de las Escrituras fue dada a hombres comunes como nosotros a través del Espíritu Santo de Dios, quienes hablaron “siendo inspirados por el Espíritu Santo”. No fue el producto de la “voluntad humana” sino de la revelación divina. Y así como el Espíritu capacitó a esos hombres para escribir las mismas palabras de Dios, así su Espíritu nos capacita para entender las cosas del Espíritu. Recordemos que las cosas del Espíritu “se han de discernir espiritualmente” (1 Co 2:14).

Entonces, tome ese libro en sus manos y afirme su vida en la verdad descrita en cada palabra de la Biblia. Tenga por cierto que puede confiar su vida y su eternidad a todo lo que ella dice.